RESERVA OVÁRICA

RESERVA OVÁRICA

Con el advenimiento de métodos anticonceptivos más seguros y eficaces, en un contexto social en el que la mujer gana empoderamiento en el ámbito laboral, la maternidad se ha desplazado casi una década, sin acompañarse de una detención en el reloj biológico que presenta la mujer.
A diferencia del hombre, que produce espermatozoides prácticamente al mismo ritmo durante toda su etapa reproductiva, los ovocitos de la mujer por el contrario irán  disminuyendo en cantidad y calidad a lo largo de la vida. El momento en el que una  mujer tiene mayor número de ovocitos es durante su etapa fetal, a las 20 semanas de  gestación, con un número aproximado de 7 millones de óvulos. Cuando nace, este  número se reduce a cerca de dos millones y, en la pubertad, con la primera  menstruación se reduce a un número entre 300 000 y 500 000 óvulos.
La mujer en la década de los 20 años y hasta principios de la década de los 30 se  encuentra en su momento de mayor fertilidad, la cual va decayendo desde mediados  de los 30 hasta llegar a la menopausia.

Estos cambios sociales se ven reflejados en el área de  medicina reproductiva, tal es el caso que el 25% de las pacientes que realizan  procedimientos de fertilización asistida deberán acudir a óvulos donados para lograr un  embarazo, ya que a la edad que lo desean su reserva ovárica está  prácticamente agotada.

Otro de los inconvenientes que se plantea con la postergación  de la maternidad, es la  consulta tardía con un especialista en medicina reproductiva para evaluar la reserva  ovárica, situación que podría ser anticipada con un estudio hormonal completo en  sangre y una ecografía ginecológica para estimarla.
Una de las posibles soluciones a esta tendencia de postergación de la maternidad  hasta el momento en el que la mujer, o por decisión en conjunto con su pareja, decidan  tener un hijo es la criopreservación de ovocitos. La edad adecuada  para la criopreservación son mujeres menores de 35 años pero cada caso en particular  debe ser analizado por el especialista.

Una mujer que por medio de un análisis adecuado estima su reserva ovárica, es una  mujer que se posiciona distinto para la toma de decisiones hacia su futuro.

Share this post